Skip to content
Urkullu apuesta por «tejer acuerdos» para lograr un futuro mejor

Vitoria (EFE).- El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha apostado por «tejer acuerdos» para lograr «un futuro mejor para Euskadi» al tiempo que ha reconocido que «no siempre» se «acierta» y que hay «espacios de mejora» .

En su tradicional mensaje de fin de año, Urkullu ha hecho balance y ha fijado cinco retos para iniciar 2023 «con esperanza»: empleo de calidad, transición ecológica, innovación, por la apuesta juventud y salud.

El lehendakari ha hablado de su compromiso en favor del «bien común» y de la necesidad de «seguir favoreciendo los acuerdos, con cercanía y colaboración», para dar respuesta a las demandas y necesidades de la sociedad vasca, «atendiendo especialmente a quien más lo necesita».

espacios de mejora

«Un presente y un futuro mejor para Euskadi. Ese es el propósito que nos une», ha asegurado Urkullu, quien ha insistido en el «empeño permanente» de su Gobierno por «tejer acuerdos» para lograrlo.

En su discurso también ha reconocido, «humildemente», que existen «espacios de mejora» y que «no siempre» se «acierta» en la acción de gobierno.

Expresamente ha admitido «los problemas y las dificultades» en el ámbito de la salud. Ha recordado que la pandemia de la covid, que «seguimos padeciendo», ha tensionado todos los sistema sanitarios en el mundo, también el vasco , y que nadie estaba preparado para ello.

Ha afirmado que la determinación de su Gobierno es seguir mejorando una Osakidetza, de la que «siempre» se han sentido «orgullosos» los vascos, y ha asegurado que no van a «escatimar esfuerzos para lograrlo».

«Lo digo con claridad: seguiremos reforzando la plantilla profesional de Osakidetza. Vamos a priorizar la mejora de la Atención Primaria en una única Osakidetza de la que todos somos parte y compartimos como sistema público», ha afirmado Urkullu, quien ha dicho que la salud es el «bien más preciado» y un objetivo que une a toda la sociedad.

Mas empleo de calidad

El lehendakari ha dicho que también van a focalizar la acción de gobierno en fortalecer la economía y contribuir a la generación de más empleo de calidad. «Hemos alcanzado las 993.000 personas trabajando. Son 100.000 más que hace diez años», pero «no es suficiente», ha afirmado.

Urkullu ha asegurado que es necesaria una «mayor ambición y compromiso frente al cambio climático» y ha apostado por la eficiencia energética, las nuevas fuentes de energía y la economía circular.

Ha añadido que otros de sus retos son la innovación como «motor» para la competitividad de Euskadi, la demografía y la juventud, con la promoción en este ámbito de un acuerdo intergeneracional para favorecer condiciones de empleo, vivienda y renta que permitan la emancipación de los más jóvenes.

No ceder al pesimismo

El lehendakari ha aprovechado su mensaje de fin de año para recordar recordar la guerra en Ucrania, «las situaciones de crispación política y social» que existen, las consecuencias de la inflación y la precariedad laboral, y, tras llamar a «reflexionar sobre la responsabilidad que a cada quien le pueda corresponder», ha abogado por no «ceder al pesimismo».

Así ha propuesto una «mirada pausada, positiva y global» y «apreciar» que la sociedad vasca se encuentra «entre las más cohesionadas y solidarias» de su entorno.

«Hoy tenemos confianza en nuestra capacidad para responder a los nuevos retos». «Contamos con recursos y un modelo de gestión colaborativa para seguir respondiendo a las consecuencias económicas y sociales de la crisis, para ayudar especialmente a quien más lo necesita», ha resumido Urkullu. EFE