Skip to content
Uruguay y Corea del Sur se neutralizan en un partido con pocas ocasiones

Uruguay y Corea del Sur no lograron decidir este jueves en el primer partido del Grupo H de este Mundial-2022. La Celeste y las surcoreanas perdieron por poco a su oponente del día.

Uruguay y Corea del Sur empataron (0-0) el jueves 24 de noviembre en el estadio Ciudad de la Educación de Al-Rayyan por el primer partido del Grupo H en este Mundial-2022.

Uruguay comienza el partido en 4-3-3 mientras que Corea del Sur se posiciona en 4-2-3-1. Las coreanas inician el partido con un juego rápido y vivo mientras Celeste, bien colocada, espera tranquila dejando el balón a su rival. Corea del Sur intenta brillar desde un córner (2º, 8º) pero nada que inquiete a los uruguayos. El partido tuvo problemas para comenzar durante este primer cuarto de hora con pocas ocasiones.

La Celeste intenta una primera posesión en campo contrario (15º), pero le falta aplicación en la zona de la verdad. En un juego largo unos minutos más tarde, Valverde mostró más precisión, controlando y golpeando instantáneamente por encima de la jaula de Corea del Sur (19º). Esta es la primera sensación futbolística en este partido. La amenaza uruguaya se hizo más clara con un descuento para Núñez en el área contraria, pero el delantero de Celeste falló a pocos metros de la portería (22º).

Pero Corea del Sur también es capaz de crear peligro en contraataques rápidos, como Son, que elimina a dos jugadores antes de golpear con demasiada suavidad (26º). En el proceso, fue el turno de Uruguay para presentarse rápidamente en el área de Corea del Sur, pero Kim usó la punta del guante para empujar el balón más allá de los pies de Núñez (27).

Corea del Sur conserva la posesión del balón, sin desestabilizar al equipo contrario… salvo en esta acción donde Hwang se queda solo en el punto de penalti para sacar un centro raso con el pie plano. Pero el delantero surcoreano, recostado, manda su remate por encima del larguero de Rochet (33º). Hwang luego intenta encontrar la falla con un tiro desde 25 metros pero no encuentra el marco a pesar de una trayectoria descendente (39º).

Uruguay no tiene el control del juego, por lo que debe confiar en las jugadas a balón parado para marcar la diferencia. Y Godín está a punto de darle la ventaja a los suyos tras un cabezazo a córner, pero el balón falla en el poste derecho de Kim (43º). El colegiado acaba indicando un pequeño minuto de prórroga en un Mundial habitualmente generoso en este ámbito. Entonces Clément Turpin finalmente pita el final del primer acto. Este es un medio tiempo que no estimula el despertar a la hora de la siesta.

Una segunda parte a la que le falta precisión… como en la primera parte

Los 22 actores regresan al rectángulo verde. Corea del Sur recuperó la posesión del balón, pero no resultó en una ocasión clara. La Celeste debe confiar nuevamente en una jugada a balón parado para llevar peligro al área contraria, pero le falta precisión (53º). A Cáceres también le falta precisión a la hora de intervenir en un duelo con Son. Se aplasta el pie y lógicamente es advertido de tarjeta amarilla (57º).

La salvación de La Celeste podría pasar por esta larga recuperación de Godín sobre Núñez, pero el delantero uruguayo falla su pase de regreso al área contraria después de haber manejado una interesante carrera por la banda izquierda (63º). El encuentro entra en los últimos veinte minutos del tiempo reglamentario, y el empate entre los dos equipos parece estar empatado inevitablemente.

Cho, eje completo servido, intenta un fuerte golpe pero se le escapa el marco uruguayo (78º). Ninguno de los dos equipos parece capaz de ajustar la portería para darle ventaja a su equipo, como todo el partido carente de precisión técnica y secuencias que crean peligro… fue sin contar con la primera secuencia peligrosa de Uruguay con Cavani-Núñez en cobrar. Este último, excéntrico en la entrada al área surcoreana, arma un tiro en espiral que remata a un metro del marco contrario (81°).

En los últimos minutos del partido, Uruguay multiplicó las fases de posesión sin poner en aprietos a Corea del Sur… hasta que Valverde tomó la responsabilidad: el centrocampista uruguayo regateó a los suyos y mandó un tiro al poste (90′). Son también tuvo la oportunidad de dar la victoria tras una mala recuperación del portero uruguayo, pero su tiro raso al suelo lamió el poste de Rochet (91′). Estos dos destellos al final del partido hacen que por fin lamentemos la falta de ritmo de la última hora y media. Pese a los siete minutos de prórroga, nadie encontrará la falta en los últimos instantes.

El Mundial de Qatar más allá del fútbol: