Skip to content
Zelenskyy: los rusos cometen los «crímenes de guerra más terribles» en Ucrania desde la Segunda Guerra Mundial

Al dirigirse a una reunión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas de forma remota el martes, el presidente ucraniano Volodymyr Zelenskyy describió las supuestas atrocidades descubiertas en los últimos días cuando las tropas rusas se retiraron de las áreas en el norte de Ucrania.

“Se están cometiendo los crímenes de guerra más terribles que hemos visto desde el final de la Segunda Guerra Mundial”, dijo Zelenskyy al consejo reunido en la ciudad de Nueva York, y luego argumentó que “Rusia quiere convertir a Ucrania en esclavos silenciosos”.

Zelenskyy propuso un tribunal para los rusos que ordenaron o cometieron crímenes de guerra, similar a los juicios de Nuremberg en los años inmediatamente posteriores a la Segunda Guerra Mundial.

Las autoridades y los periodistas ucranianos han visto evidencia de bajas civiles generalizadas en Bucha, un área suburbana al noroeste de Kiev. El secretario de Estado de EE. UU., Antony Blinken, describió las bajas como evidencia de “una campaña deliberada para matar, torturar, violar”, no “el acto aleatorio de una unidad rebelde”.

El presidente Joe Biden pidió el lunes que el presidente ruso Vladimir Putin rinda cuentas por la violencia, que describió como un crimen de guerra.

Rusia ha afirmado repetidamente que la violencia se cometió después de que sus fuerzas abandonaran la región. Sin embargo, Blinken dijo el martes que los informes de las atrocidades cometidas por los rusos son “más que creíbles”.

“Me dirijo a ustedes en nombre de la memoria de los difuntos”, dijo Zelenskyy al consejo de la ONU. “Murieron sufriendo”.

Afirmó que las tropas rusas buscaron y mataron a “cualquiera que sirviera a nuestro país”, incluidas familias enteras, ejecutando a muchas personas en la calle. Otras personas fueron arrojadas a pozos, afirmó Zelenskyy, y a algunas les extirparon las extremidades o la lengua. Las fotografías mostraron que algunos de los muertos tenían las manos atadas a la espalda.

El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskyy, se dirige de forma remota a una reunión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas en la ciudad de Nueva York el 5 de abril.

TIMOTEO A. CLARY a través de Getty Images

El comportamiento de los rusos “no es diferente al de ISIS”, dijo Zelenskyy. “Y aquí lo hace un miembro del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas”.

El líder ucraniano condenó al grupo, entre cuyos miembros permanentes se encuentra la Federación Rusa, por no hacer más para poner fin al conflicto. Propuso tres opciones: sacar a Rusia del consejo de seguridad, reformar el consejo o disolverlo por completo.

Citando lo que llamó el “derecho moral” de Ucrania a proponer reformas, Zelenskyy argumentó que el poder de veto de Rusia hace que el consejo sea inútil para cumplir con su objetivo principal de mantenimiento de la paz.

Actualmente no existe un proceso para destituir a un miembro del consejo de seguridad.

“La rendición de cuentas debe ser inevitable”, dijo Zelenskyy.

La delegación ucraniana envió un video para reproducirlo después de las declaraciones del presidente, pero problemas técnicos impidieron que se mostrara inmediatamente después.

La embajadora de EE. UU. ante las Naciones Unidas, Linda Thomas-Greenfield, anunció posteriormente que EE. UU. buscaría suspender a Rusia del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, y señaló que Rusia ha utilizado acusaciones falsas de abusos de derechos humanos por parte de Ucrania para justificar su invasión.



wj en